luz

pensaba en la belleza, comenzó la deriva. me respondí luz, calor.
dije sí. luz, calor.
luz para los ojos. calor para quien no ve.
de nada me sirve una lámpara si no me da luz. me estorba, no es práctica.
a no ser que quiera estética. pero entonces no es una lampara, si no una escultura (si tiene luz, si no, no).
lo que quiero es luz. si no, no veo.
calor, si no me enfrío.
que prefieres, ¿una lampara “bonita” sin luz, o una lámpara “fea” con luz?
de ahí el ver la belleza en lo denominado feista. art brut. abstracto…
llega un momento en que no te fijas en la lámpara. la lámpara da lo mismo si lo que quieres es luz.
la belleza es luz entonces, me repetí.
eso, deriva en ver belleza en cuerpos culturalmente no considerados bellos también. y a amar ese sol. que bonita ver esa luz… ??️??️☀️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *