me afecta. claro que me afecta.
me estaba diciendo no, pero llevo pensando en ello desde que ha pasado, y finalmente escribo.
así suelto, no quiero quede dentro. claro que me afecta, no te mientas bruno.
lo mismo me dan los años. no quiero años. cuanto más grande y gorda mejor.
la condena. la polla. la musculatura. la casa. así va todo. y no.
el daño está hecho. el daño está hecho.
joder que está hecho.
desde antes del cabrón de hammurabi.
y no hay que preguntar para remover la mierda.

el
daño
está
hecho.

¿y que hacer? porque eso no soluciona nada.
vigilar y castigar. de momento no he podido con él.
“oh, eso no soluciona nada, eso no soluciona nada, ¿y entonces que, que se queden de rositas por ahí?. eso es que escribes desde tu postura de hombre blanco y no quieres perder tus privilegios”.
fantasmas que me hablan. buf.
pero encerrar no soluciona nada.
encerrar, y en teoría reformar. pero si quien reforma, es quien da la forma que no nos gusta, poca reforma.
si das pintura pero no quitas la humedad, el hongo volverá a salir.
hay que quitar el hongo.
el hongo.
hay que quitar el hongo.
y para quitarlo, mucho mimo y paciencia, y aún así quizá no se vaya.
eso o quitarlo de enmedio.
la vida es así, a veces hay que quitar. sin acritud. sólo para sanar.
quitar.
valorar como está la cosa. si no hay apertura, si no hay apertura de su coraza… qué.
¿se la abrimos?
obligar a alguien a lo que no quiere nos hace caer en lo mismo.

el hongo.

la cosa es que el hongo nos rodea.
no es que esté en una esquinita.
es que el hongo nos rodea y estamos en una islita.
o eso creemos.
pero al respirar también tragamos hongo.

moho.
pus.

por eso tan pesado con aprender a respirar.
a respirar y meditar.
para depurar.

exhala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *